Mis impresiones del #BlogazoxCuba


Después de leer algunos post que se han generado en la blogosfera cubana acerca del recién finalizado Encuentro de Blogueros voy a poner mi granito de arena en el debate.

No voy a hacer  una crónica, porque me gradué de periodismo sin saber hacerlas. Y hoy, unos años después, he desistido de aprender. Me quedo con el reportaje y la información.

Pero sí voy a decir lo que pienso.

Para mí, el encuentro fue una experiencia muy buena, a pesar de que no logramos todo lo que yo hubiera querido, a pesar de los adjetivos que le ponen desde antes de su nacimiento.

Fue muy bueno el encuentro porque puse cara a muchas personas que solo conocía por su nombre en la web, ni siquiera bajo las tres W, que en los blogs eso no es parte de la dirección. Y al poner cara a los blogs, quizá ahora me sea más fácil verles el corazón. Por eso asistí, en primer lugar, a la Universidad de Matanzas. Algunos quizá me consideren chismoso, o chivatón, como llaman los extremistas a los cubanos de izquierda. Pero yo tenía que ver las caras de decenas de bloqueros cubanos. Así como lo hicen en #Twitthab.

Desde el punto de vista técnico, logramos intercambiar experiencias y herramientas para perfeccionar el trabajo. Muy útiles fueron aquellos cimarrones que traspasan cuanto proxy les ponen en el camino, pues son ellos quienes tienen a su alcance el mayor número de software y herramientas muy útiles para los bloggers.

Allí reafirmé que en Cuba hay mucha gente valiosa mirando hacia un futuro con todos y para el bien de todos (sí, Martí se escapó con esa frase, no hay dudas). Para saberlo me bastó con escuchar a los bloggers esos dos días en la Universidad de Matanzas.

Y por supuesto, me quedó claro que no son los únicos. Precisamente por eso es tan importante la blogosfera cubana, porque se está convirtiendo en un espacio de socialización primaria hacia el que TIENEN que  mirar los decisores, y no digo aquellos ideólogos que analizan lo que se escribe sobre Cuba en Internet, sino me refiero a los verdaderos con poder para el sí y el no en este país.

Por eso no creo que seamos cobardes o nihilistas los que allí estuvimos, con el perdón de mi colega Elaine Díaz. Sobre todo en la declaración final. Cierto, pudo haber dicho muchas más cosas, pero quien allí no estuvo y quizá ni lo siguió en vivo, podría desconocer que el documento se debatió por mucho tiempo antes de ser aprobado finalmente. Que en todos los debates hubo broncas, careos, divergencias, proposiciones, y hasta preguntas sin responder que levantaron escudos. La “unanimidad” en este caso no fue el punto común del encuentro, sino el consenso.

Cubanos, hay que analizar que efectivamente, y como dijo Ubieta en el inicio de las discusiones, acá en este archipiélago se vive hoy una feroz guerra cultural, con dos bandos definidos de forma muy efectiva. Y en el medio de los extremos derecho e izquierdo, pululan los simuladores que por “cumplir” se han adentrado en los reinos de WordPress y Blogger, pero que realmente no dicen nada.

A mi me gustaría que eso no sucediera, y que todos los cubanos trabajáramos por el bien del país, y que la blogosfera fuera el democrático espacio de participación y consulta que alguna vez se propusieron ser las asambleas de rendición de cuentas, esas que el formalismo ha llevado a la profundidad del mismísimo petróleo que hoy busca el Scarabeo 9 en aguas cubanas.

Pero desgraciadamente muchos de los que firman trabajos en la web hoy, lo único que hacen es criticar, y nunca, NUNCA, proponen una solución efectiva a nada. Y las críticas no son al azahar, son bien pensadas, destinadas a hacer daño para cambiar el orden de poderes en Cuba y utilizarlos en su favor.

Por eso era necesario el encuentro, para los que de verdad queremos hacer Revolución, analizáramos las prácticas del otro, y comprendiéramos su valor. Para que comprendiéramos que la pluralidad es necesaria, y que los bloqueos son, por sobre todas las cosas, mentales.

Tras mi tardía salida de Matanzas el sábado, mientras surcaba la Vía Blanca, pensé en lo feliz que hubiera sido de poder reunirme con todos los bloggers de Cuba para analizar los pros y contras del mundo de las bitácoras. Pero por mucho que lo pienso no veo cómo podamos hacerlo. Quizá por Internet, acordando un día y una hora específica, no sé.

Lo cierto es que este primer encuentro podría ser el punto de partida para una mejor articulación de los bloggers cubanos, y un mejor conocimiento de lo que significa bloguear.

Una vez le dije a alguien que en Cuba tenemos que realizar una segunda camapaña de alfabetización, esta vez digital, pues nos hemos atrasado tanto en entrar al mundo de Internet que para los millones de cubanos que hoy no tienen idea de cómo funciona será un mazazo su llegada. Y me parece que algunos de los bloggers que llegaron al encuentro y nunca abrieron su boca estuvieron durante 48 horas alfabetizándose un poco más en éstos temas. Sí, porque no fue un encuentro de Page Rank 5, y las intenciones de La Joven Cuba de tener muchachos jóvenes allí se vieron a las claras.

Pero sobre todo, el Encuentro fue una clara alerta de que el periodismo ciudadano en Cuba sí existe, tiene voz propia, no se censura, y busca la inclusión de todos. Así lo demostraron los debates, esos que nunca se cortaron por Justin.Tv, a no ser cuando los 2MB que nos puso ETECSA colpasaron en medio del mar de computadoras que llenaban la sala.

Y mientras nos llega el prometido ancho de banda que traerá el cable submarino perdido (así como las consiguientes inversiones tecnológicas que nadie analiza y son necesarias, porque el cable en sí no es la solución definitiva), el fenómeno blog en Cuba toma forma… y gana fuerzas. Ahora lo que debemos hacer es unirnos, leernos y respetarnos. Cuestionando hasta el infinito, una vez más, no vamos a solucionar nada.

Nota: Este es el post de La Joven Cuba, cuyos autores organizaron el encuentro. Se los recomiendo, y al final de ese post pueden ver otros enlaces con más opiniones del #BlogazoxCuba.

Epílogo a un blogazo y sus detractores

16 comentarios en “Mis impresiones del #BlogazoxCuba

  1. Pingback: BlogazoxCuba recopilación de opiniones | Red Protagónica Observatorio Crítico

  2. Coincido plenamente contigo, parece que “ponerle rostros a los blogueros cubanos, o twitteros, para conocer su corazón”, fue la razón que te llevó a ti al blogazo, pero resulta que esa fue mi motivación principal también.
    El blogazo no cumplió todas mis expectativas porque me pareció que cuando no existe nada hay que partir de cero, pero cuando ya existe un experiencia, esta hay que mejorarla. Eso a mi entender le faltó al blogazo, pues ya existe una blogosfera???? cubana, o al menos micro blogosferas cómo mejorarla??? fue mi inquietud no satisfecha del blogazo.
    Los orientales (y dale con la discriminación…) gestamos la iniciativa del G-8 Plus, una idea que veremos si resulta en algo (http://cienciadecuba.wordpress.com/2012/04/30/lista-la-lista-del-g-8-plus-nacimiento-de-una-micro-blogosfera/)
    Por lo pronto el que hoy comente en tu blog, es gracias al blogazo, si otros lo hacen en mi blog o en el tuyo, son pequeños pasos y éxitos del blogazo.
    Saludos

    Me gusta

    Responder
  3. Pingback: Bloggers in Revolution | Glimpse of Cuban Realities

  4. Pingback: Lo que creo haber visto del evento BlogazoxCuba, Matanzas 2012 « Acerca de Cuba, por josepcalvet

  5. Pingback: Polémica en torno al Encuentro de Blogueros, BlogazoxCuba « Blogs cubanos

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s