Desvelos


estrellas Ojala yo pudiera dormir como esas personas que caen en la cama como rocas y literalmente “fallecen” hasta que el alba los resucita al día siguiente. El sueño conmigo siempre ha sido esquivo. Y desagradecido.

Digo esto, porque existen otros que solo duermen unas horas y ya están listos para la pelea, pero yo, al menos, necesito entre 6 y 8 horas para recargar completamente las baterías.

Y sobre todo, me molesta dormir, porque pierdo tiempo. Aunque, confieso, la sangre española que de alguna forma se escurre por mis venas dejó en mi ADN la manía de dormir al menos una hora en la tarde la famosa siesta. La evito porque luego me desvelo (COMO AHORA), y doy más vueltas en mi cama que las necesarias para empanar una croqueta de pescado.

La vida es muy corta para perder el tiempo (y si no concuerda, entonces explíqueme porque se me acercan los 30 años de edad, ya que realmente estos 29 se me han ido volando).

Hay tanto que hacer, tanto que decir, que ver.  Por eso encendí la máquina para soltar ideas y llamar al sueño. Y para para compartir con uds. el hermoso espectáculo que presencié este domingo.

Resulta que en La Habana, y en buena parte de Cuba, tuvimos un gran fallo eléctrico hoy, como de dos horas, cuyas causas desconozco. Cuando llamé a la compañía me dijeron que era una falla grave en la línea central, pero como de electricidad solo entiendo de “on y off”, solo pedí que la luz llegara lo más pronto posible.

Así, salí de casa para tomar el fresco de la noche y al mirar al cielo quedé maravillado: encima de mi cabeza había una espectacular cúpula de estrellas. ¡Carajo, y la cámara descargada! No obstante era similar a la foto que les comparto al inicio de este post.

Pensé en el recién desaparecido Neil Armstrong, en Sigourney Weaver en medio de esa negritud con un Alien en su nave espacial, en el Curiosity que ahora anda por Marte buscando a nuestros “amigos”, y en lo minúsculos y frágiles que somos los seres humanos en medio de este universo infinito.

Pensé que la vida es un tesoro sin parangón, y en lo lindo que sería si nosotros, los seres racionales que todo lo hemos conquistado, lográramos encontrar la caja de Pandora para regresarle todo lo que de allí salió y vivir en la más plena armonía.

Y finalmente, pensé en que tenía que decir esto públicamente como agradecimiento a todos aquellos que me rodean, incluso ud., que quizá lea esto y no nos conozcamos, pero igual le agradezco por su tiempo, y le deseo la mejor de las vidas, llena de estrellas.

3 comentarios en “Desvelos

  1. Ah, ojala yo también pudiera “dormir como esas personas que caen en la cama como rocas y literalmente “fallecen” hasta que el alba los resucita al día siguiente”. Mi insomnio suele atormentarme muchas noches, y cuando duermo al menos una hora en la tarde, ni hablar!!
    De algo sí puedes estar seguro: pertenezco (en tu último párrafo) a las personas que te leen y te conocen, 🙂 por suerte!

    Me gusta

    Responder
  2. Pingback: Bitacoras.com

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s