La vida en red

cyborgRealmente nunca pensé que fuera a pasar tanto tiempo delante de una computadora. Pero miro el cuadro de mi vida desde la distancia y queda claro que tengo una existencia marcada por la tecnología. Si creyera en la reencarnación, en mi próxima vida debería ser un cyborg.

Desde hace 25 años, cuando mi amor a primera vista por los videojuegos quedó en evidencia, muchos de mis grandes momentos han sido entre bits y bytes.

Y ahora, a poco más de 36 meses al frente de la página digital de Juventud Rebelde, puedo afirmar que mi vida se está yendo en red. Pero no me quejo… aunque me regocijo a medias. Sigue leyendo